sábado, 12 de enero de 2008

Nuevo juguetito

La última víctima de mi genocidio tecnológico (últimamente se me han muerto el portátil, el móvil y el pulsómetro) fue la cafetera de seis leuros que compré hace cosa de tres o cuatro años en el Carrefour. Ha sido una excusa cojonuda para poder comprarme una Dolce Gusto a la que le tenía echado el ojo desde hace unas semanas.

El Latte Macchiato queda tan bonito como el que sale en la foto y está bien rico. El expreso, el chocolate y el capuchino también están de vicio. Estoy encantado con el aparatito.

La máquina en cuestión está desarrollada a medias entre Krups y Nestlé y sólo funciona con cartuchos de Nescafé. Espero que Nacho no me eche demasiada bronca por haberme metido en una plataforma cerrada. Pero estuve buscando y no di con ninguna cafetera que cumpla con el contrato social de Debian ;-)

1 comentario:

Sr_O2 dijo...

Supongo ke con un poco de maña se podria hacer un hackeo de las bolsas esas especiales.... (como los cartuchos de tinta de las impresoras)

P.D. a mi me da igual.... pero si se entera Stalman igual se acerca a tu resi a darte dos collejas!!!