jueves, 13 de marzo de 2008

Keine Lust

A ver qué tienen que contarnos estos muchachotes arios:



Es más o menos la sensación que tengo. No tengo ganas, no me apetece. Me se come la desidia, como dijo Extremoduro. Jamás pensé que diría esto, pero no me apetecen unas vacaciones precisamente ahora. Malditas las ganas que tengo de irme a Pontevedra hoy. Me amargan esos 1200 kilómetros de ida y vuelta. Lo único que quiero es comer, leer, correr y dormir. Esas tres cosas las puedo hacer aquí sin tener que comerme media A6 y la A52 enterita. Estas vacaciones llegan demasiado pronto.

Algún plan tengo como la clásica comida trimestral en el mexicano (la más añeja tradición que hay en mi vida, establecida hace la friolera de unos doce años si no nos fallan las cuentas), una popular en Padrón a la que intentaré ir si lío a Wencito y alguna pachanga en Monteporreiro. Pero poco más.

No me hace salir. Más de media docena de copas de destilados separan mi idea de fiesta de la que tienen mis amigos. Me amarga estar encerrado en una casa sin mejor perspectiva a corto plazo que ver a la gente beber hasta que se vacíen las botellas. Y la noche pontevedresa no es la misma para mí desde que el CP36 y el Camawey pasaron a mejor vida. Aunque bien pensado ahora mismo tampoco tendría con quien ir a esos antros... La única razón por la que terminaré saliendo es porque es prácticamente la única manera que tengo de poder estar con todos mis amigos a la vez.

Joder, estoy a punto de largarme diez días para casa y en vez de hacer las maletas ilusionado estoy escribiendo esto quejándome. Soy un triste. Un puto apenao.

Me estoy convirtiendo a pasos agigantados en un gruñón huraño y malhumorado. Efecto secundario de ir cumpliendo años, supongo.

Hala, a por el tercer café de la mañana. Además de llorón, yonki. ¡Yuhu!

6 comentarios:

Debora dijo...

Corrige... estás volviendo a ser ese gruñón huraño y malhumorado. Mas bien nunca dejaste de serlo pero se te había olvidao :P

Azazel dijo...

que conste que era yo. Quien estará usando mi ordenador....

Carboanion dijo...

¿Cómo que deben ser los años? ¡Espérate a cumplir los treinta! :P

Lis dijo...

Jejeje, está visto que el experimento de ser un chico popular, amable y encantador fracasó miserablemente xD

Lis dijo...

Esto ya es mala ostia, llevo dos días enfermo...

Lis dijo...

Pues al final salí el miércoles y me lo pasé como un enano :D