jueves, 27 de marzo de 2008

¡Habemus dorsal!

Todos los trayectos, incluso los de cuarenta y dos kilómetros y ciento noventa y cinco metros, empiezan con un primer paso.

En esta ocasión el primer paso ha sido ir a por mi dorsal. Ya no hay marcha atrás... A ratos me asaltan las dudas y me digo que esto es una insensatez, y termino preguntándome si sé realmente dónde me estoy metiendo. Todavía queda un mes por delante para terminar de ponerme a punto y para ir poco a poco sustituyendo esas dudas por ilusión a base de quemar zapatillas.

¿Objetivos? Es mi primera maratón, así que no hay otro sino terminar. Sin más. Ser finisher es a lo único que aspiro...

Por cierto Aza, enhorabuena. Has sido distinguido con el honor de ser mi "teléfono de emergencia en carrera". Si el 27 de abril a mediodía te llaman mejor no contestes, no puede ser nada bueno :P

Joder, en qué fregaos me meto...

1 comentario:

Azazel dijo...

¿Sobre qué hora me van a llamar? Que a mi lo de madrugar...

xDD