martes, 20 de noviembre de 2007

El miedo

Firmin, de Sam Savage, es un libro en el que, en cuanto leí su sinopsis, me vi obligado a gastar los últimos quince euros que quedaban en mi bolsillo un sábado a la tarde en la Fnac. Y por las páginas que he leído hasta ahora parece que ha sido un dinero bien invertido. Es una declaración de amor a la lectura en toda regla, con frases y párrafos destinados a convertirse en algo mítico.

Si hay algo para lo que resulte útil una formación literaria, es para dotarlo a uno de un sentido de la catástrofe. No hay nada como una imaginación vívida para desvitalizarle a uno el valor. Leí el diario de Anna Frank, me convertí en Anna Frank. Los demás, en cambio, tenían sus momentos de gran terror, se escondían por los rincones, sudaban de miedo, pero tan pronto como pasaba el peligro ya era como si nunca hubiese existido, y seguían triscando por ahí, tan contentos. Tan contentos, hasta que alguien los aplastaba o los envenenaba o les rompía el cuello con una barra de hierro. Yo, por mi parte, he vivido más que todos ellos y, a cambio, he muerto mil muertes distintas. Me he movido por la existencia dejando en pos un rastro de miedo, como un caracol. Cuando muera de verdad, será un aburrimiento.


El protagonista que da título al libro es una rata (culta y por lo tanto solitaria) que habita en el sótano de una librería de Boston. Aprende a leer comiendo libros y poco a poco va cambiando la bibliofagia por bibliofilia...

Una novela que a medio leer promete mucho. Espero que no decaiga.

10 comentarios:

belialcinha dijo...

tititiiii, ya sabes. Después voy yo.

Kessia81 dijo...

Gracias a la magia del destino cayó en mis manos el pasado sábado, me lo terminé anoche, me lo zampé en apenas un día, y qué podría decir para que todo aquel que lea esta opinión se lo comprara y lo leyera, y así tuviera la oportunidad de saborear cada una de las palabras tan sabiamente colocadas de este maravilloso libro que pasará a ser el que más me ha gustado en mucho tiempo. Transmite intensos sentimientos y emociones y describe tan detalladamente las situaciones que va viviendo esta particular rata a lo largo de su vida que es fácil encariñarse con Firmin desde las primeras páginas, sin duda una pequeña(por ser aún poco conocida) GRAN obra maestra!!!, no la dejeis pasar de largo!!!

Pdt: y a esa persona que ocupa mi corazón, gracias por regalarme a Firmin, tu si que sabes!

Azazel dijo...

Asi que por aqui y sin avisar... oi oi oi

Lis dijo...

¡Mec! ¡Error!

Este libro lo compré el día de la carrera del CSIC (también conocido como 'El día que Kimi nos dio el alegrón'), así que:

1/ Sí avisé
2/ Es más, estaba contigo cuando lo compré
3/ De hecho, había dormido en vuestra casa esa noche

:P

Azazel dijo...

ui! si me lo pones así con puntos y to te tendré que creer xD

mariguano dijo...

Tanto frikismo dentro, y luego te lees unos libros de "sentimientos y emociones" mas raros ke poco (vease autores japoneses y varios..)

No se, a mi nunca me han convencido mucho, pero en fin, no todo el mundo es perfecto xD

Carboanion dijo...

Te odio... Porque no conocía la existencia de este libro ¡y ahora lo quiero! ¡Quierooooooooooooooooo! Seguro que luego lo compro y lo pongo encima de la pila de 300 libros pendientes, pero seguro que lo pido por Reyes XD

Lis dijo...

Aza: Créetelo, porque incluso creo que si rebusco por el cuarto podría encontrar el ticket de compra:P

Carbo: Menos comprar libros y más leer el de OSC que tienes apalancado desde tiempos inmemoriales ;-)

Carboanion dijo...

Pues nada, no lo compré: me lo han regalado esta mañana :P

Lis dijo...

Espero que te guste. Si no es así, tampoco me eches la culpa ;-)